12 maneras de dar una buena primera impresión

Las impresiones son extremadamente importantes, especialmente en el lugar de trabajo, pero ¿cómo te aseguras exactamente de causar una buena impresión en alguien? Aquí hay 12 formas simples de asegurarse de causar una buena impresión la primera vez.

1. Sonríe
Tu expresión facial es lo primero que alguien ve cuando te conoce. Una expresión amable y acogedora es el primer paso para causar una buena impresión. Ya sea que esté conociendo a un cliente potencial o participando en una entrevista formal, desea parecer accesible y amigable con la otra persona. Una sonrisa es una forma muy sencilla de empezar con el pie derecho y es probable que también te haga sentir mejor y más cómodo. Cuando sonría, asegúrese de que sea su sonrisa genuina y no solo para mostrar. Una sonrisa cursi y falsa ciertamente será memorable, pero no como una impresión positiva.

2. Comience con una introducción sólida
Después de tu sonrisa, lo siguiente que notarán es la forma en que te presentas. El contacto visual y un fuerte apretón de manos son excelentes maneras de demostrar que estás interesado en conocer a esta persona. Asegúrese de decir su nombre claramente, y cuando diga su nombre, repítalo para asegurarse de que lo haya entendido bien. ¡Repetir su nombre también es un truco para ayudarte a recordarlo! Una frase simple como “es un placer conocerte”, no solo muestra tus modales, sino que hace que la persona con la que te encuentres se sienta realmente feliz de hablar con ella.

3. Vístete lo mejor posible
La forma en que te presentas es un factor bastante importante en la primera impresión que alguien tiene de ti. Estar vestido apropiadamente para la situación puede funcionar positivamente a tu favor si te vistes para impresionar. Puede que no haya una forma correcta de vestirse en cada situación, pero piensa en el entorno en el que estarás y qué tipo de situación es. El contexto de su reunión es muy importante para ayudarlo a descubrir cómo presentarse. Si se trata de una reunión de negocios a la que asistirá, lo más probable es que la vestimenta informal no sea apropiada. Cuando no estés seguro de cómo presentarte, recuerda que, por lo general, es mejor vestirse demasiado que estar desvestido.

4. Sea puntual
La puntualidad es importante en todas las situaciones, incluso si no tiene nada que ver con los negocios. Cuando llegas a tiempo, no solo demuestras que eres responsable, sino que también demuestras que crees que el tiempo de la otra persona es valioso. Por supuesto, siempre hay situaciones impredecibles que pueden impedirle llegar a tiempo, pero planificar con anticipación y darse tiempo más que suficiente puede marcar la diferencia cuando lo esperan en algún lugar.

5. Estar atento
En nuestro mundo moderno, obtener toda la atención de alguien no sucede muy a menudo. Es importante ser atento y cortés, especialmente cuando se encuentra con alguien por primera vez. Ser un oyente activo y usar tus modales es muy útil. Guarde todas las distracciones, como teléfonos celulares y otros dispositivos. Prestar atención a algo que no sea la persona que está frente a ti hará que sienta que no la valoras a ella ni a la conversación que estás teniendo.

6. Ten una actitud positiva
Si alguna vez has conocido a una persona extremadamente negativa, sabes que es bastante fácil sentir su negatividad de inmediato. No importa lo que haya sucedido antes de su reunión, comenzar con una actitud positiva y mantener esa actitud durante la interacción dice mucho sobre su carácter. Incluso si estás teniendo un mal día, puedes controlar tu actitud. Al sonreír, hacer contacto visual y controlar la postura y el lenguaje corporal, te presentas como una persona cálida y acogedora. Es más probable que la persona con la que te estás conectando piense en ti de manera positiva si tu actitud positiva fue evidente a través de tus palabras y expresiones.

7. Venga preparado
Cuando se encuentra en una situación en la que sabe con anticipación con quién se reunirá, estar preparado puede ayudarlo a causar una excelente primera impresión. Piense en algunos posibles puntos de conversación que sepa que podrían interesarle a esta persona en caso de que la conversación se retrase. Si tienes una idea de lo que les interesa, puedes encontrar puntos en común y establecer una conexión con esta persona de inmediato. Estar preparado también significa que debes asegurarte de tener contigo todos los materiales necesarios, especialmente si se trata de una entrevista o una reunión formal de negocios. No querrás que te atrapen sin tu currículum o un bloc de notas para tomar notas si terminas necesitándolo. Prepare algunas preguntas con anticipación que sepa que también querrá hacer y se asegurará de impresionar a cualquiera que lo conozca.

8. Cuida tu lenguaje corporal
El lenguaje corporal puede ser algo positivo o negativo dependiendo de cómo lo uses. Especialmente si está nervioso, puede usar algún lenguaje corporal en su reunión que exprese su inquietud o que le parezca a la persona que no está interesado. Incluso si te sientes nervioso, trata de usar un lenguaje corporal que muestre que estás relajado pero confiado. Preste atención al lenguaje corporal de la otra persona y ajuste su lenguaje corporal cuando sea necesario.

9. Encuentra puntos en común
Es más probable que te conectes con alguien si sientes que puedes relacionarte con ellos, por lo que es imperativo encontrar puntos en común al causar una buena impresión. No tiene que ser algo grande porque incluso un pequeño detalle en común puede asegurar que su reunión sea memorable. Si no puede pensar en algo que puedan tener en común de inmediato, comience comentando sobre su entorno. Incluso una pequeña charla sobre el lugar de reunión o el clima puede conducir a una conversación más interesante. Una vez que comience la conversación, esté atento y seguramente encontrará algo que tengan en común. Encontrar puntos en común no significa que tengas que estar de acuerdo o imitar algo que diga, pero incluso tener un poco de conocimiento sobre algo que les interese puede demostrar que eres el tipo de persona con la que se pueden relacionar.

10. Dirija la conversación lejos de usted mismo
Si te gusta hablar de ti mismo, recuerda que la persona con la que estás hablando probablemente también quiera hablar de sí misma. Es importante mencionar tus puntos fuertes y ayudar a la persona a conectarse y conocerte ofreciéndole algunos detalles, pero no hables demasiado de ti. Hacer buenas preguntas y permitir que la otra persona hable sobre sí misma primero demostrará que eres un oyente atento y que estás interesado en conocerla.

11. Seguimiento
La impresión que des no tiene que terminar una vez que lo haga la conversación. Hacer un seguimiento con alguien después de una reunión puede ayudar a solidificar la impresión que causó, especialmente si fue positiva. Si fue una reunión informal, poder ponerse en contacto con alguien no solo muestra su ingenio, sino que también muestra que se preocupa lo suficiente como para comunicarse con ellos. Agradecer a la persona por su tiempo cuando haces un seguimiento es una excelente manera de mostrar un aprecio genuino.

12. Sé tú mismo
Cuando se trata de causar una buena impresión, es importante ser auténtico y mostrar tu verdadera personalidad. Si te esfuerzas demasiado o intentas ser otra persona, la otra persona podrá darse cuenta. Ser tú mismo no significa que tengas que ser sinceramente honesto y abierto y compartir cada detalle personal sobre ti, pero tratar de actuar como alguien que no eres le muestra a la otra persona que no eres digno de confianza. Si te resulta difícil ser tú mismo debido a tus nervios, algunas veces admitir que estás nervioso puede demostrar que estás siendo genuino y también puede hacer que la otra persona se sienta más cómoda.

Conclusión

No importa la situación, las impresiones pueden ser un gran problema y son difíciles de corregir cuando comienzan de manera incorrecta. Hay muchas formas de causar una buena impresión, pero estos 12 consejos te ayudarán a dejar una impresión memorable y duradera en cualquier persona que conozcas.

Biografía del autor

Eduardo Martín tiene más de 25 años de experiencia como director ejecutivo y emprendedor en serie. Como empresario, ha fundado varias empresas multimillonarias. Como escritor, el trabajo de Martín ha sido mencionado en CIO Magazine, Workable, BizTech y The Charlotte Observer. Si tiene alguna pregunta sobre el contenido de esta publicación de blog, envíe un mensaje a nuestro equipo de edición de contenido aquí.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *